Brigada anti-abuso de comillas #1

Activista 1:   Me siento castigada por el uso estrafalario de comillas que me asaltan por doquier, sobre todo en los mails. Aparecen estos signos en forma ubicua, insoslayables, como una plaga, como pájaros en bandadas de cuatro, como estornudos con trozos de notas musicales. Sólo que no están donde deberían. Lejos de utilizar las comillas para citar a alguien, son utilizadas para dar énfasis como si fuera un subrayado.

Activista 2:  Es conveniente ir sabiendo que una corneta no es un bigote, no adornen si quieren gritar.  Si la intención es remarcar, pues entonces subrayen nomás que las líneas no muerden. O tal vez pueden recurrir al uso de negritas – sin ánimo discriminatorio por supuesto –  lo que en inglés vendría a ser bold o corajudo. ¡Coraje, canejo, y pongan las negritas nomás si vuestra intención es resaltar pero, por favor, dejen tranquilas a las comillas!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: