Nuestra insuperable fragilidad

Ahí vamos, por la vida, corriendo de acá para allá. En un desesperado intento por ser felices. Nos esforzamos por hacer cosas que nos gustan, por disfrutar con la familia o en soledad, soñamos con salir a pasear. Viajar por el mundo. Celebramos, brindamos. En el fondo, sabemos.

A veces nos ayudamos, le damos una mano al vecino, un consejo al amigo. Otras, nos perjudicamos: una zancadilla al compañero, una deslealtad al colega, una traición al ser amado. Hacemos lo que podemos. Algunos con más dignidad que otros. En el fondo, sabemos.

Queremos progresar. Nos peleamos por política y religión. Pero todos nos reímos y todos lloramos. Por cosas diferentes, por supuesto. Hacemos reír y hacemos llorar.

Andamos por ahí, con objetivos claros algunos, otros más perdidos. Algunos están más despiertos que otros. Los más dormidos tal vez no sufran tanto. Los que tienen la conciencia más abierta buscan dar un salto. En el fondo, sabemos.

El planeta a veces se sacude. Mueve su lomo como un animal mojado y se sueltan edificios, mares, seres humanos. Queremos creer que dominamos todo y en el fondo sabemos que somos muy frágiles. Nuestra condición es insuperable.

Mejor estar despiertos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: