Quiero un GPS

Malala:   Mirá, me compré un GPS.

Maria:  Wow! Impressive! ¿Te sirve de algo?

Malala:  Qué pregunta boba, obvio que sirve. No sólo te indica el camino, te avisa cuando hay radares que te hacen multa, cuando hay algún problema …

María:  No jodas.

Malala: En serio. Mirá ahora lo programamos. A ver poné la dirección …. Moreno XX, San Isidro … ahí está…

GPS (con voz de gallego):  Gire a la izquierda por Au Colectora.

María:  ¿Por qué nos manda por la colectora?

Malala: Debe ser porque hay lío en la panamericana. Mirá fijate el quilombo que hay en la autopista, está todo trabado, por eso nos manda por la colectora.

GPS:  (con voz femenina) Disminuya velocidad, lomada.

María:  ¡Ah, bueno! ¡Ahora con voz de mina y te avisa los lomos de burro! ¿Por qué me da erizo esto?

Malala: ¿Viste? Es buenísimo. Te avisa todo. Podés elegir las voces incluso.

GPS: Precaución: zona peligrosa.

María:  Oh, oh. No me gusta nada esto.

Malala: Es que mirá a tu derecha…

GPS: Precuación: zona peligrosa

María:  Menos mal que es de dia, me llega a decir esto de noche y tiro el GPS por la ventana. Mete miedo.  Digo yo, no quiero un GPS en el auto. Quiero un GPS en mi vida. Imaginate: “Precaución: decisión peligrosa”, “disminuya velocidad, persona cagadora”, “gire a la derecha, oportunidad única”…

Advertisements

3 Comments (+add yours?)

  1. Ana
    Mar 23, 2011 @ 15:00:32

    Si encontras uno para la vida avisa!! Igual a veces pasa que te mandan por caminos muy polémicos según como lo programes “rápido” o “directo”. Siempre me queda la idea de que si lo planeaba antes con la guia T armaba mejor el recorrido.

    Reply

  2. María Matheu
    Mar 23, 2011 @ 15:21:52

    ¡La guía T! La Filcar. Realmente me interesa el GPS para la vida. Estuve pensando que si lo programás en base a la experiencia tal vez le chingue menos. Por ejemplo, no lo programás ni “rápido” ni “directo” sino “base experiencia”. Y ahí computa todos tus errores anteriors y tus aciertos y te tira la ruta. ¿Qué tal? Estoy leyendo un libro que explica que somos pésimos estimadores de nosotros mismos. Hicieron experimentos donde estudiantes universitarios estimaban mejor el resultado de las relaciones amorosas de sus compañeros que de las propias. Claro que te aviso, Ana, si encuentro uno para la vida.

    Reply

  3. Mariana
    Apr 11, 2011 @ 00:47:38

    Tengo una amiga que le regaló un GPS a su padre y le cambió la vida. Le gusta tanto el aparatito que lo usa hasta para ir a supermercado, y lo prende siempre, aunque se conozca el camino de memoria. Ha llegado al extremo de discutirle las rutas elegidas. La madre de mi amiga ya está un poco harta del aparatito: “Vos y tu gallega me tienen harta” le dice a su marido. Pero pensandolo bien, mejor que la gallega esté metida en un GPS y no que sea de carne y hueso, no les parece?

    En cuanto al GPS para la vida, yo creo que el GPS es nuestro instinto, nuestro “gut feeling”, el blink sobre el que ha escrito Malcolm Gladwell. EL problema es que por lo general no le hacemos caso.

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: