TEDxRíodelaPlata

Viene con  retraso este post ya que el TEDxRíodelaPlata fue el miércoles pasado, 24 de Octubre en la Usina del Arte pero el tema lo amerita. Hace años que soy fanática de los TED talks, lo comparto con algunos de mis amigos más geeks. En realidad, estas charlas con formatos de 18 minutos pueden fascinar a cualquiera que sienta pasión por alguno de los tres temas: T=technology, E=Entertainment y D=Design.

Los TED talks empezaron en 1984 en California (where else?) como organización sin fines de lucro para apoyar ideas creativas e innovadoras. Como no podía ser de otra manera frente al hallazgo de un formato exitoso y probado, TED siguió creciendo por todo el planeta y el TEDx es la versión independiente y local de estas crecientes manifestaciones.

El año pasado también asistí pero tengo que decir que en su totalidad me gustó más el evento de este año. La Usina del Arte ayudó, es un lugar especial y tiene en el último piso un efecto de espejo muy interesante (foto) pero no fue ésa la razón. Hubo 18 destacados oradores, todos con algo importante para decir. Me pareció que casi todas las charlas de este año tuvieron el espíritu del TED original en que lograron tejer el discurso alrededor de una idea fundante y profunda, pudieron presentarla y desarrollarla; algunos con mejores remates que otros.

De elegir entre todas las presentaciones que más me dejaron pensando menciono las charlas de Dan Ariely sobre el valor del trabajo y la diferencia entre el trabajo con propósito y la labor “sisífica” que es una condena insoportable. La motivación es un tema que siempre me apasionó y me quedó claro que los seres humanos necesitamos encontrar sentido en el trabajo para ser felices. Ya lo intuía pero los datos científicos no se reemplazan con opiniones.

Jonathan Levav habló sobre la fatiga en las decisiones – tema fundamental, sobre todo cuando cada vez tenemos más opciones – que influyen en nuestro bienestar diario. Pedro Mairal,  en su exposición sobre “La fuerza de la lengua”, lanzó la noción del “latín chabón, el latin fierita” que hablamos hoy al hablar castellano y la importancia de encontrar una expresión original y personal, sea cual fuere. Hedy Kober dio datos a favor de la meditación ya que logra el mejoramiento de la vida contemporánea en diferentes planos. Me pareció más que propicio que esta charla estuviera en nuestros TEDxRíodelaPlata. David Pizarro me sorprendió probando que hay una relación directa entre nuestra sensación de asco y la tolerancia hacia las minorías.

Lo más movilizador para mí es que todas estas ideas ya circulan por el mundo y por nuestro país ( todas las exposiciones estarán disponibles en el sitio de TEDxRíodelaPlata en breve). Ese día pude dejar a un lado los problemas diarios y habitar el futuro por un ratito. Soñé en forma colectiva, vi algunos avances y sentí la esperanza de poder mejorar esta condición humana que nos define más allá de nuestras diferencias ideológicas, regionales o personales.

Advertisements

Todos y todas

Se viene el día del níño y de la niña y habrá que comprarles regalos a todos y a todas. Hace poco fue el día del amigo y de la amiga y me gasté mis pesos o pesas. Pero no tengo más dinero ni dinera porque mis ahorros y ahorras se los comió la inflación. Se me inflaciona la cabeza y el cerebro cuando lo pienso y más si reflexiono sobre el hecho de que es discriminatorio que el cerebro sea género masculino pero por suerte la inteligencia es femenina. Lo cierto es que el diablo o diabla sabe por diablo o por diabla pero más sabe por viejo o por vieja.

Lo políticamente correcto o correcta tiene el problema de creer que se arregla la realidad con el lenguaje. Pensamiento mágico o mágica que no arregla el problema real – concreto y concreta – de la sin duda injusta discriminación. Un mal que aqueja a muchos y a muchas en estas épocas donde pocos y pocas disienten con argumentos y argumentas y muchos y muchas les importa un verdadero comino o comina la propiedad de lo dicho o la dicha. Es de gorilas y gorilos. Pero nosotros y nosotras somos los más vivos y vivas. Aprendan de nosotros y nosotras, giles y giles.

Hace un tiempo que me llama la atención que en inglés, para luchar contra la discrimación, mujeres con actitudes feministas hacen exactamente lo contrario. Por ejemplo, no dicen que son una “actress” dicen “actor”, justamente para borrar la diferencia de género. “I’m an actor”, dice la actriz. Interesante. Se destaca ser actor, no importa si mujer u hombre. Algo así como decir “presidente” sin importar si es hombre o mujer ya que al no existir “presidento” no se necesita “presidenta”. Igualdad de condiciones reflejado en el lenguaje que aúna en una palabra borrando el género. ¿Reflejo o realidad? Yo, como mujer, puedo ser todas o parte de todos. Beat that, gentlemen! Ustedes sólo pueden ser todos. Ole.

¿Por qué entonces si “todos” incluye a hombres y mujeres, discriminar más? Mujeres por aquí hombres por allá. Me da escalofríos y escalafrías. Ante cualquier duda consulte a su médico o médica.

* foto es tapa del libro de Daniel Brofman Aguilar en sito de Educación en valores

Valeria Lynch y el himno nacional

Javier: ¿La escuchaste a Valeria Lynch cantar el himno el 9 de julio?

María: Sí.

Javier: ¡Un horror!

María: ¡Nada que ver! A mí me pareció buenísimo…

Javier: ¿Qué sos fan de Valeria?

Maria: Para nada, no tengo un solo disco de ella, ni lo tendría porque no me gusta lo que canta…

Javier: …..

María: Valeria Lynch debe ser una de las cantantes más afinadas de la Argentina. La escuché en vivo una vez y es impresionante, tanto el registro que tiene como su perfecta marca en cada nota, a pesar del vibrato un poco exagerado….

Javier: ¿Qué tiene que ver eso con el himno?

María: Mucho. Para mí lo canto tal como lo cantaría … digamos ….¡Valeria Lynch! Fue SU versión y ella canta así. Me pareció muy sentido, lo cantó con emoción… ¿qué querés que te diga? Me encantó; sí, me conmovió.

Javier:  A mi me pareció un asssco, gritado no cantado.

Maria: No te va a gustar lo que te voy a decir pero me parece que el argentino medio se la tira de abierto y progresista pero después no se banca que le modifiquen el himno que escuchaba en los parlantes del patio del colegio. Solemnidad rancia. ¿Qué puede ser mejor que el himno vivo y en la versión de distintos cantantes?

Javier: Gracias por lo de argentino medio …..Para mí lo destrozó…

María: No, lo recreó…

Javier: Lo amatambró, ella se amatambró, bah, con ese vestido fajado…

María: Y… un poco de wardrobe malfunction hubo….pero por los breteles transparentes que no fueron de lo más agraciados… pero eso no cambia su interpretación del himno….¡Aguante Valeria!

Javier: En twitter la mataron….

Maria: Te dije, el argentino típico, en la cabeza tiene la versión del colegio… ah, y en la radio, no se puede creer, discutían si la letra del himno dice “o juremos con gloria morir” como disyuntivo o si era “OH, juremos con gloria morir” con exclamación.

Javier: ¿Y cómo es?

Maria: No seas animal, ¿cómo va a ser una exclamación? Es una disyuntiva, o sea, “coronados de gloria, vivaaaaaaaamooooooos… (pausa) O juremos con gloria morir O juremos con gloria morir”, chan chan chan chan chan chan, chaaaaan charaaaaaaaannnn….

 

“Vamos que ahí dejaron un hueco”

María: Por favor, decime si soy yo la anormal o no.  Tengo una burbuja vital que me impide estar encima de la gente pero parece que soy la única a la que le molesta.

Pablo: No creo que a nadie le guste que se le instalen encima pero puede ser que tu burbuja sea más grande de lo normal, más sajona tal vez.

María: Es que no entiendo cómo la gente sale de la ciudad, donde uno vive encima o abajo de otros para venir a la playa y estar igual.

Pablo: A lo mejor no les da el presupuesto para irse a Punta Cana.

María: No es un tema de presupuesto, es un tema de mentalidad. Mirá cómo están hacinados en las carpas.  ¿Cinco lucas o más por mes para escuchar todo lo que dice tu vecino? Mirá, mirá estos que vienen acá, son un batallón….¿escuchaste lo que dijo el tipo?

Pablo: No.

María: Dijo “¡Vamos que ahí dejaron un hueco!” ¿Dónde vio el hueco éste?, estamos todos amontonados acá en el espacio libre de carpas. Qué manía de llenar los huecos que tienen los tipos.

Pablo: El tipo está en todo su derecho, es una playa pública.

María: Tenés razón; ya te dije, la anormal soy yo.

Viento en contra, mar revuelto y frente de tormenta

Solange: El 10 de diciembre el mar estaba especialmente marrón, turbio, lleno de lo que las abuelas decían iodo en el mar.

Hugo: ¿Qué iodo?, ese color marrón es cualquier cosa, sopla viento del norte y parece más río que mar, nada que ver con los últimos días.

Solange: Pero hicimos una linda caminata por la orilla, y la raya que vimos fue impresionante.

Hugo: Fue difícil el viento en contra. ¿Tenés fotos del frente de tormenta del domingo?

Solange: ¿Antes de que se largara el diluvio? Sí.

Hugo: El cielo estaba más oscuro que el mar. Es hora de que te compres una cámara de fotos como la gente en vez de sacar fotos con celular.

Solange: No puedo andar cargando tanta maquinita, bastante que tengo el celular.

“Vivarachos”

Solange:  Cuando mi sobrino era chiquito, le decía “vivarachos” a los berberechos…

Hugo: Cuando yo era chico había muchos berberechos, almejas y caracoles en la orilla pero en los últimos veranos no hay más. ¿Te diste cuenta? No te rías, es tema de conversación en los veranos de la costa atlántica.

Solange: No. Es un mito playero. Te confieso que yo también veo menos vivarachos en el verano cuando las playas están llenas de gente pero ayer en Pimamar vi hasta un caracol junto a otros berberechos. Tengo foto para probarlo.

Sincericidio

Todavía me acuerdo del chiste de aquella película con Hugh Grant, “Four Weddings and a Funeral”, donde éste le pregunta a un viejo conocido qué había sido de su novia. “Ya no es mi novia”, dice el hombre sin sospechar lo que se viene. “Ah, qué suerte porque esa mujer era un flor de gato, nunca me cayó bien” – or something to that effect.  Acto seguido, con humor bastante inglés, el soon to be viejo ex-amigo le responde: “Ahora es mi mujer”. Trágame tierra siente Hugh, que ni con un rápido aleteo de sus largas pestañas logra zafarse del sincericidio.

Me encantan los neologismos y esta palabra, sincericidio, la escucho últimamente referida a la política argentina. Fulano cometió un sincericidio; lo de mengana fue un sincericidio. Curiosa noción esta de que uno se puede suicidar diciendo la verdad. Implica por supuesto que no queremos escuchar la verdad. Estos son tiempos de aniquilar al mensajero.

Lo interesante del neologismo es que une las nociones de muerte y verdad en una sola palabra. Muchas personas a través de la historia murieron por decir la verdad. Pienso en Galileo, en Sócrates y tantos otros que no se inmortalizaron a través de la fama. Ya sabemos lo que le pasa al hombrecillo que vuelve a la caverna de las sombras de Platón.

Pero lo cierto es que ese dicho “la verdad no duele” es una gran mentira. La verdad duele justamente porque es verdad, sobre todo si uno no quiere ver la realidad. La verdad libera si estás preparado para enfrentarla, si no, duele y molesta. La negación tiene la ventaja de evitar que nos hagamos cargo. Drink and be merry.

(Yo me callo muchas veces por no lastimar a alguien que quiero).

La verdad está muy devaluada. No hablo de Verdades Supremas sino de la verificación empírica y científica de datos que corroboran lo que se manifiesta en el mundo de los fenómenos. Ahora, si veo manchas en el cielo la culpa es del telescopio que está sucio. Si hay tormenta es por la sensación de lluvia. Los organismos oficiales de datos dan cifras de mentira y multan a los que dan otros datos surgidos de la observación de la realidad. Y todos tan contentos. Pero ya sabemos, la culpa es de los medios, qué joder. Sincericidio.

Previous Older Entries