Crosby, Stills and Nash en Buenos Aires, finalmente

El cartel de un fan en la cuarta fila decía “We waited 43 years for this”. Efectivamente, Crosby, Stills and Nash lanzó su primer disco en 1969. Siempre me habia llamado la atención que de todos los hitos del rock que han venido a la Argentina – desde Madonna, Michael Jackson, Roger Waters, Phil Collins, Elton John, Rolling Stones, Paul McCartney; en fin podria seguir y seguir, todavía no habíamos tenido la visita de CSN en Buenos Aires.

Los acordes celestiales que se escuchan cuando David Crosby, Graham Nash y Stephen Stills se ponen a cantar juntos me transportan, incluso hoy, a un oasis armónico del folk rock. Al cantar las melodías compuestas por ellos se puede apreciar la belleza de sus arreglos: las voces muy cercanas en el pentagrama, haciendo un mismo dibujo, pero en diferentes notas. Esas melodías elaboradas, empastadas; tan complejas y simples a la vez. Según relató el mismo Nash sobre el escenario del Luna (del lado de Lavalle), parafraseo aquí con bastante exactitud, dijo que Stills escribió “the great rock tunes”, él escribió lo más pegadizo (“the catchy tunes”) y Crosby es autor del “weird shit.

Por si hacen falta más pruebas de que fue un hito en la historia del rock, recordemos que CS&N estuvieron en Woodstock.  El hecho no pasó inadvertido para muchos de los que estaban en la platea: Charly García, León Gieco, Raúl Porchetto, Miguel Cantilo, Hilda Lizarazu y Nito Mestre. Gente que algo de rock n roll sabe y entiende que CSN son una leyenda viviente que marcó una época, si bien aún siguen componiendo. Charly causó algo de revuelo entre el público antes de que empezara el show y se ganó una ronda de aplausos.

La banda que vino a Buenos Aires eran ellos tres más cinco músicos de excelencia: Steve Distanislao en batería (toca con David Gilmour); Kevin McCormick en bajo (toca con Jackson Browne); Shane Fontayne en guitarra; James Raymond- también compositor- en teclado y Todd Caldwell en órgano. Menos el bajista, todos cantaron coros. ¡Con qué generosidad tocaron durante dos horas y media – breve intervalo mediante – más dos tandas de bises ya que no los dejábamos ir! Una entrega digna de elogio; impresionante.

Lo que sí tengo que decir, aunque mis acompañantes me pedían que no tuviera el tupé de hacer críticas in situ (¿para qué?), pero acá en mi blog trataré de argumentar mi oído quisquilloso. Lamentablemente, el sonido no fue de lo mejor. La acústica del Luna Park no es de las más perfectas pero he escuchado muchos recitales ahí y muy buenos (Dave Mathews, por dar un solo ejemplo). Me pareció que había un poco de mezcla de instrumentos, un poquito de bardo digamos, y algunos mínimos acoples. Las  voces no se distinguían “adelante” como a mí me hubiese gustado, me parece que faltó protagonismo de voces con “colchón” de instrumentos.

Una de las canciones que más me gustó fue “Cathedral”, con Nash cantando cómodo, no tan agudo, y tocando teclado. Maravilloso fue el momento en que salieron Nash y Crosby para cantar “Guinevere” sólo con guitarra y coros. En uno de los bises cantaron “Teach Your Children” y Nash leyó y agradeció otro cartel que me encantó. Decía “We taught our children well. They are all here tonight”. Classic.

Otro hecho que me llamó mucho la atención fue la poca gente que tuvo el privilegio de estar ese domingo en el Luna Park. Me parece que no tuvo la difusión publicitaria que se merecía CSN. Dejo este video, más por sensiblera que por el valor del audio. Es de muy baja calidad porque lo grabé con mi teléfono: Helplessly Hoping.

Advertisements

Postales no inventadas de Buenos Aires

CARTEL EN FERRO

Yo juraba que ahí dice “salida de emereencia” pero me acotan que está bien escrito “emergencia”.

DEMOLICIÓN EN LA CALLE AGÜERO

Qué tristeza me da que no se conserven las casas antiguas de la ciudad. Lo que me detuvo a sacar la foto fue ver esos azulejos amarillos. ¿Quién los habrá elegido hace décadas y décadas….?

MARCHA  2 DE ABRIL

Por Pueyrredón marchó pacífica la manifestación hasta que llegó a la embajada de Gran Bretaña.