Todos y todas

Se viene el día del níño y de la niña y habrá que comprarles regalos a todos y a todas. Hace poco fue el día del amigo y de la amiga y me gasté mis pesos o pesas. Pero no tengo más dinero ni dinera porque mis ahorros y ahorras se los comió la inflación. Se me inflaciona la cabeza y el cerebro cuando lo pienso y más si reflexiono sobre el hecho de que es discriminatorio que el cerebro sea género masculino pero por suerte la inteligencia es femenina. Lo cierto es que el diablo o diabla sabe por diablo o por diabla pero más sabe por viejo o por vieja.

Lo políticamente correcto o correcta tiene el problema de creer que se arregla la realidad con el lenguaje. Pensamiento mágico o mágica que no arregla el problema real – concreto y concreta – de la sin duda injusta discriminación. Un mal que aqueja a muchos y a muchas en estas épocas donde pocos y pocas disienten con argumentos y argumentas y muchos y muchas les importa un verdadero comino o comina la propiedad de lo dicho o la dicha. Es de gorilas y gorilos. Pero nosotros y nosotras somos los más vivos y vivas. Aprendan de nosotros y nosotras, giles y giles.

Hace un tiempo que me llama la atención que en inglés, para luchar contra la discrimación, mujeres con actitudes feministas hacen exactamente lo contrario. Por ejemplo, no dicen que son una “actress” dicen “actor”, justamente para borrar la diferencia de género. “I’m an actor”, dice la actriz. Interesante. Se destaca ser actor, no importa si mujer u hombre. Algo así como decir “presidente” sin importar si es hombre o mujer ya que al no existir “presidento” no se necesita “presidenta”. Igualdad de condiciones reflejado en el lenguaje que aúna en una palabra borrando el género. ¿Reflejo o realidad? Yo, como mujer, puedo ser todas o parte de todos. Beat that, gentlemen! Ustedes sólo pueden ser todos. Ole.

¿Por qué entonces si “todos” incluye a hombres y mujeres, discriminar más? Mujeres por aquí hombres por allá. Me da escalofríos y escalafrías. Ante cualquier duda consulte a su médico o médica.

* foto es tapa del libro de Daniel Brofman Aguilar en sito de Educación en valores

Advertisements

1 Comment (+add yours?)

  1. Juan
    Aug 07, 2012 @ 22:52:22

    Genia! Mejor dicho… Genio! El humor y la ironía son nuestro catartico antidoto contra el abuso del sin sentido tan propio de nuestros gobernantes…. Desde Tato Bores para acá, el humor nos da nuestra pequeña pero eficaz revancha… Al burro, hay que entretenerlo, para que no sea burra!

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: